Lie to me… si te atreves (que muerdo)

¡Hola!, después de mucho tiempo inactiva, vuelvo para contaros mi experiencia reciente con la comunicación no verbal.

Hace unos días vino a nuestra clase de #CyACartuja  José Luís Cañavate (@eldel53) y su hija Paula Cañavate para hablarnos de comunicación no verbal y perfilación, que es la habilidad para hacer perfiles psicológicos. Todos recordamos series como “Lie to me” o “Mentes Criminales”, pues algo parecido.

Siendo psicólogos ambos y con una amplia trayecimagen1toria en este campo, ambos trabajan para la  Fundación “Behavior & Law Research” donde colaboran con varios servicios de inteligencia. Gracias a ellos conseguimos ampliar nuestra visión de la comunicación no verbal, aprendiendo a observar a las demás personas y nuestros propios gestos, para así entablar una comunicación exitosa. A veces aparento ser temperamental al hablar por mis gestos,  ahora estoy trabajando en ello y parece que va teniendo resultados.

Yo, en particular, descubrí  algunos aspectos novedosos respecto a la perfilación. Pensaba que era algo exclusivo dentro de los cuerpos de seguridad, a donde no puedo acceder gracias a que la pubertad me regaló el 1,57cm de altura que mido. La mayoría tenemos algún amigo o familiar estudiando oposiciones a policía nacional y existen unos requisitos muy estrictos.

Además de aprender que sí puedo dedicarme a la perfilación sin ser policía, la charla fue muy enriquecedora y productiva porque nos mostraron una nueva lente a través de la que aprendimos a fijarnos en  esos pequeños detalles que podrían haber pasado desapercibidos durante toda nuestra vida. Por ejemplo, los micro gestos que todos emitimos inconscientemente (al mentir, al no gustarte algo,…etc.) y que sin un entrenamiento específico son imperceptibles para el ojo humano. ¡Ahora podría ser el protagonista de Miénteme!

También descubrí  que ¡soy un perro!, y es que todos nos movemos en un continuo que va desde lo introvertido a lo extrovertido y de lo racional a lo emocional. De esta forma podemos encontrar cuatro cajones de la personalidad que Paula nos identificó con cuatro animales. Un águila (racional e introvertida), un león (racional y extrovertido), un búho (introvertido y emocional), y un perro (extrovertido y emocional). Todos nos identificamos más con alguno de ellos, sin embargo, podemos tener alguna característica de los otros. Reconozco que aunque sea un perro, en ocasiones, puedo convertirme un poco en búho.imagen2

Me despido felicitando a todos nuestros invitados en  #CyACartuja, por su extraordinaria labor y dándoles las gracias por sus fantásticas aportaciones. Y a ti, que estás leyendo esta entrada, gracias por gastar dos minutos de tu tiempo en esto, dale importancia a tu lenguaje no verbal, no te agobies si en casa tienes un zoológico y ¡se feliz!.

Guardar